VI Salón de Grabado

EXPOSICIÓN DE ARTE

VI Salón de Grabado

Del 4 de abril al 5 de mayo de 2019

Sala de Arte

La gráfica como espejo de una realidad invisible

 

En el grabado, más que en ningún otro medio de expresión bidimensional, se percibe la relación entre idea y técnica. Su producción implica una creación doble. En primer lugar, la construcción de una matriz y a continuación, la realización de la impresión.

 

El artista grabador debe superar una primera instancia en la que afronta un ejercicio de reflejo—dado que la imagen debe concebirse invertida para plasmarla en la matriz— y que exige del artista la anticipación de un posible resultado, mientras que, en la segunda instancia, el acto de entintar e imprimir, dará lugar a la imagen impresa. Es este proceso doble de ejecución el que determina el carácter indirecto del grabado, y aleja a muchos que prefieren mecanismos más inmediatos de creación. Por eso, entre los que se mantienen, se puede identificar la paciente dedicación de quien realiza un grabado, factor que se distingue no sólo a nivel de la reflexión de la técnica, también se puede reconocer en la mirada y en la forma de concebir el mundo del artista.

 

Las imágenes presentes en esta muestra, son producto de la atención pausada; acercan la mirada a lo cotidiano, a lo que es tan presente que se vuelve invisible.

 

En esta sexta versión del Salón de Grabado del Museo el Castillo, los visitantes podrán apreciar el poder del arte que convierte la invisibilidad de lo corriente, de lo frecuente, de lo ordinario, en una huella trascendente y emotiva a través de la expresión de la gráfica.

 

Jorge Rodríguez
Artista plástico

X